Asociación entre ácidos grasos procedentes de la dieta, circulantes y suplementos de ácidos grasos con el riesgo coronario – revisión sistemática y meta-análisis: lectura crítica DARE

dare_silva

DATOS DE LA AUTORA DE LA TRADUCCIÓN

María del Mar Silva Rivera

Red de Nutrición Basada en la Evidencia, Madrid (España)

Correo de contacto: dietynut.m.silva@gmail.com

Perfil en Facebook aquí

Perfil en Twitter @msdietynut

 

Ésta es una traducción autorizada por el Centre for Reviews and Dissemination (CRD) – University of York. Los autores de los artículos originales no han revisado la versión española y no se hacen responsables de los posibles errores que se hayan podido cometer durante el proceso de traducción.

 

DATOS DE LOS ARTÍCULOS ORIGINALES

Lectura crítica original: Centre for Reviews and Dissemination (CRD). Association of dietary, circulating, and supplement fatty acids with coronary risk: a sustematic review and meta-analysis. University of York. Database of Abstracts of Reviews of Effects website (DARE). Documento número: 12014019479 [en línea] Fecha de publicación: 2014; fecha de consulta: 31/10/2016. Disponible en: http://www.crd.york.ac.uk/CRDWeb/ShowRecord.asp?AccessionNumber=12014019479

Ésta es una publicación del Centre for Reviews and Dissemination (CRD) – University of York, disponible en la base de datos DARE de la CDR (Copyright © University of York).

Revisión Sistematica original sobre la que se hace la lectura crítica: Chowdhury R, Warnakula S, Kunutsor S, Crowe F, Ward HA, Johnson L, Franco OH, Butterworth AS, Forouhi NG, Thompson SG, Khaw KT, Mozaffarian D, Danesh J, Di Angelantonio E. Association of dietary, circulating and supplement fatty acids with coronary risk: a systematic review and meta-analysis. Annals of Internal Medicine 2014; 160(6): 398-406. DOI: 10.7326/M13-1788

Los autores del documento original no han revisado la versión española y no se hacen responsables de los posibles errores que hayan podido cometerse durante el proceso de traducción.

 

TRADUCCIÓN DE LA LECTURA CRÍTICA DARE

Resumen CRD

Esta amplia revisión llegó a la conclusión de que las pruebas no apoyan claramente las directrices que alentan a un alto consumo de ácidos grasos poliinsaturados y a un bajo consumo de grasas saturadas. La naturaleza observacional de gran parte de la pruebas sugiere que es necesario tener precaución al interpretar los resultados y que las conclusiones de los autores pueden ser demasiado fuertes y puede que no reflejen los consejos de algunas guías.

 

Objetivos de los autores

Revisar las pruebas (evidencias) sobre la asociación entre ácidos grasos y enfermedad coronaria.

 

Búsqueda

Se realizaron búsquedas en MEDLINE, Science Citation Index, el Registro Cochrane Central de Ensayos controlados (CENTRAL), EMBASE y BIOSIS, sin restricciones de idioma, hasta julio de 2013. Se presentó una estrategia de búsqueda. Se buscó en revistas relevantes, artículos de revisión y listas de referencia de los artículos incluidos. Se contactó con los autores de los estudios incluidos para identificar otros estudios.

 

Selección de estudios

Se seleccionaron estudios de cohortes prospectivos o ensayos clínicos de asignación aleatoria (ECAs) que informaron de la ingesta dietética de ácidos grasos, biomarcadores de ácidos grasos o intervenciones de ácidos grasos. Los estudios tenía que informar de la asociación entre ácidos grasos y el riesgo de enfermedad coronaria, definido como infarto de miocardio mortal o no mortal, enfermedad cardíaca coronaria, insuficiencia coronaria, muerte coronaria, angina de pecho, estenosis coronaria angiográfica o muerte cardíaca repentina. Los estudios de cohorte tenían que tener al menos un año de seguimiento y reclutar a población general sin enfermedad existente o pacientes con enfermedad cardiovascular estable.

Poco más de la mitad de los estudios se llevaron a cabo en Europa y la mayoría se realizaron en Norteamérica. Se seleccionaron cuarenta estudios con participantes sanos, en 10 estudios se reclutaron personas con factores de riesgo cardiovascular elevado y en 22 estudios se reclutaron personas con enfermedad cardiovascular.

Los autores no especificaron el número de revisores que realizó la selección de los estudios.

 

Evaluación de la calidad [validez] de los estudios

La calidad de los estudios se evaluó mediante la escala Newcastle-Ottawa para estudios de cohorte (puntuación máxima 9, las puntuaciones de 7 u 8 fueron consideradas de calidad media) y la herramienta de riesgo de sesgo de ECAs de Cochrane.

No quedó claro cuántos revisores realizaron la evaluación.

 

Extracción de datos

La asociación entre ácidos grasos y enfermedad coronaria fue extraída de cada artículo utilizando el riesgo relativo de enfermedad coranaria, su intervalo de confianza del 95%, comparando entre los tercios más altos y más bajos de la distribución de ácidos grasos. Los resultados que se presentaron como riesgos por la desviación estándar, o los riesgos por cuartil o quintil, se transformaron en la forma deseada, asumiendo que tenía una distribución normal. Los Odds ratios y las proporciones de riesgo se supusieron equivalentes a los riesgos relativos. Se presentaron los resultados que habían sido ajustados por factores de confusión, y se utilizaron los resultados con un ajuste más a fondo.

Dos revisores extrajeron los datos y las discrepancias se resolvieron por consenso o por un tercer revisor.

 

Métodos de síntesis

Los riesgos relativos se combinaron mediante metaanálisis de efectos aleatorios y de efectos fijos. Para la correlación entre los ácidos grasos procedentes de la dieta y los ácidos grasos circulantes, se agruparon los coeficientes de correlación de Spearman mediante metaanálisis de efectos aleatorios.

La heterogeneicidad se evaluó mediante Q y la I2 de Cochran. El impacto sobre la heterogeneicidad de una serie de características a nivel de estudio (reportado en el artículo) se evaluó mediante metaregresión y análisis de subgrupos. El sesgo de publicación se evaluó mediante gráficos de embudo y la prueba de Egger.

 

Resultados de la revisión

Ingesta de ácidos grasos en la dieta: hubo 32 estudios de cohortes incluidos (530.525 participantes), con un seguimiento de cinco a 23 años. Trece estudios fueron de alta calidad y el resto de mediana calidad. No hubo posibilidad de sesgo debido a la selección de pacientes y el autorreporte de la dieta.

Los niveles altos de consumo de grasas saturadas no tuvieron efecto sobre la enfermedad coronaria (RR 1,03; IC 95% 0,98-1,07; 20 estudios). No se halló asociación entre la enfermedad y la ingesta de grasas monoinsaturadas (9 estuidos), alfa linoleico (7 estudios) y omega-6 (6 estudios). Los ácidos grasos omega-3 se asociaron con una reducción estadísticamente significativa en el riesgo (RR 0,87; IC 95% 0,78-0,97; 16 estudios). Los ácidos grasos trans aumentaron la incidencia de enfermedad coronaria (RR 1,16, IC 95% 1,6-1,27; cinco estudios). No hubo pruebas de que el número de eventos y localización geográfica pudieran alterar los resultados.

Biomarcadores de ácidos grasos: Se incluyeron 19 estudios de cohortes, de los cuales 17 fueron de una composición de ácidos grasos circulantes (25.721 participantes), con un seguimiento de 1,3 a 30,7 años. Seis estudios fueron de alta calidad, 9 de calidad media y dos de baja calidad.

Los ácidos grasos saturados no se asociaron con enfermedad coronaria (RR 1,06; IC 95% 0,86 a 1,30; 8 estudios). Del mismo modo, no se encontraron asociaciones entre enfermedad y niveles circulantes de ácidos grasos monoinsaturados (seis estudios), alfa-linoleico (ocho estudios), omega-3 de cadena larga (cuatro estudios), omega-6 (dos estudios) y trans (cuatro estudios). Los resultados se presentaron para una serie de subtipos de ácidos grasos; la mayoría no fueron estadísticamente significativos, pero altos niveles de los subtipos de omega-3 se asociaron con una reducción en la enfermedad.

Suplementación con ácidos grasos: Se incluyeron 27 ECAs (103.052 participantes), con un seguimiento de 0,1 a ocho años. Algunos ensayos tenían un riesgo poco claro o alto de sesgo, en especial para el cegamiento de los participantes.

No hubo pruebas estadísticamente significativas de que los suplementos de ácidos grasos alfa-linoleico (cuatro estudios) o de omega-3 de cadena larga (17 estudios) redujeran la incidencia de la enfermedad. El omega-6 mostró la mayor reducción en el riesgo, pero sin ser estadísticamente significativa (RR 0,86, IC 95%: 0,69-1,07, ocho estudios).

En general no hubo pruebas de sesgo de publicación.

 

Conclusiones de los autores

Las pruebas no apoyan claramente las pautas cardiovasculares que alentan a un alto consumo de ácidos grasos poliinsaturados y a un bajo consumo de grasas saturadas totales.

 

Comentario del CRD

Esta revisión abordó una cuestión relevante de salud pública usando criterios de inclusión apropiados. Se realizó una búsqueda adecuada, pero pudo haberse perdido material no publicado. No quedó claro si se tomaron medidas para reducir errores del revisor, el sesgo en la selección de estudios y en la evaluación de su calidad. Los datos del estudio se agruparon utilizando metaanálisis de forma apropiada.

Esta revisión incluyó un gran número de estudios, generalmente de calidad media a alta. Los autores identificaron algunas limitaciones potenciales, entre ellas: la notificación selectiva de resultados extremos para ácidos grasos específicos, sesgos debido a que la mayoría de los participantes tuvieron una sola evaluación de ácidos grasos,  sesgos debido a la autoinformación de la dieta y, en los estudios de cohortes, factores de confusión debido a que no se midieron variables relacionadas con la dieta y el estilo de vida.

Aunque el tamaño de la revisión juega en su favor, las limitaciones sugieren que se requiere tener precaución en la interpretación de los resultados, particularmente cuando entran en conflicto con la investigación existente. Por lo tanto, las conclusiones de los autores pueden ser excesivas y no representar el consejo ofrecido en algunas pautas cardiovasculares.

 

Implicaciones de la revisión para la práctica e investigación.

Práctica: Los autores sugirieron que las pautas nutricionales sobre ácidos grasos y enfermedades cardiovasculares podrían ser reevaluadas.

Investigación: Los autores sugirieron que está justificado realizar ensayos adicionales de suplementos de omega-3 y omega-6. Un gran ensayo sobre suplementos de omega-3 estaba en desarrollo.

 

Financiación

Con el apoyo de subvenciones de la British Heart Foundation; Consejo de Investigación médica, Cambridge NIHR; Centro de investigación Biomédica y Gates Cambridge, Reino Unido.

 

Palabras clave MeSH

Coronary Disease; Fatty Acids, Omega-3; Humans; Risk Factors

Enfermedad Coronaria; Ácidos grasos, Omega-3; Humanos; Factores de Riesgo

 

Número de registro

12014019479

 

Fecha de publicación de registro bibliográfico

18/03/2014

 

Fecha de publicación de la lectura crítica

21/03/2014

 

Estado del registro

Este es un resumen crítico de una revision sistemática que cumple con los criterios de inclusion en DARE. Cada resumen crítico contiene un breve resumen de los métodos de revisión, resultados y conclusiones, seguido de una evaluación crítica detallada sobre la fiabilidad de la revisión y las conclusiones obtenidas.

Comparte:

Dejar una opinión